Rotundo Sold Out en Mallorca Live Festival

Rotundo Sold Out en Mallorca Live Festival

Unas 27.000 personas acudieron al festival mallorquín, el recinto del antiguo Aquapark de Calvià acogió a 40 artistas invitados para poder disfrutar de 24 horas de música en directo en una edición que hizo sold out en su segundo día.

Además, en esta edición pudimos disfrutar de una experiencia gastronómica de la mano del chef mallorquín Tomeu Caldentey, que ofrecía un showcooking en la zona Vip. Por otra parte, existían diferentes actividades que hacían de este festival un sitio donde no cabe el aburrimiento, podías hasta cortarte el pelo o arreglarte la barba en la caseta de M80 Radio.

Bad Gyal
Bad Gyal / MLF18 / Miquel Mas

Los artistas estaban repartidos en tres escenarios. En el escenario principal, patrocinado por Sol House Mallorca, encontramos la mayor parte de los artistas internacionales, como Primal Scream, DJs From Mars o The Prodigy.

​Sin dejar a parte a los artistas nacionales que hicieron vibrar a los asistentes con su música. Izal tuvo cantando a todos sus fans durante todo el concierto y fue una de las actuaciones más destacadas de la primera jornada. El segundo día pudimos disfrutar de las rimas de Kase.O, que puso al público en pie desde el primer momento.

En la carpa, patrocinada por Estrella Damm, sonó la música más energética y más bailable. Artistas como L.A., La Raíz o Macaco revolucionaron este escenario.

 

Imagen
Kase.O / MLF18 / Miquel Mas

En su primera jornada, Bad Gyal hizo bailar al público con su música urbana, y Solomun, con su elegante house puso la piel de gallina al escenario cubierto, cosa que fue de agradecer en su segunda jornada, ya que alrededor de las 2 de la madrugada empezó a llover. Pero esto no impidió que los asistentes pudieran disfrutar del el punto y final del festival, a cargo de la famosa DJ Nina Kraviz, que alargó hasta las 6 de la madrugada su set con la música más underground del festival.

Finalmente cabe destacar un tercer escenario, patrocinado por Tragus Tramuntana, que mantenía al público activo entre las actuaciones del escenario principal. Otra cosa a destacar es el formato cashless, que permitió a los asistentes cargar su pulsera con dinero y no tener que usar efectivo en todo el festival. Esperamos ya, con muchas ganas, qué nos puede traer su edición del año que viene, y es que este año ha sido un auténtico éxito.
Imagen
Solomun / MLF18 / Miquel Mas

Deja un comentario